AITOR ROMANO. EN SUS ANDANZAS POR ITALIA.

Aitor Romano

Aitor Romano. Creó su propia leyenda.

 

Aunque  su nombre es conocido en importantes circuitos del arte europeo, la opinión más valiosa para Aitor es aquella que proviene de sus compatriotas; sólo se siente satisfecho de sí mismo cuando esta calurosa  ciudad recibe de buen agrado su propuesta creadora.

 

Aunque vive en Nápoles, y básicamente su obra pictórica la realiza en el viejo continente, quiere ser “el pintor de Maracaibo”. Desea llegar a la altura del reconocimiento dado a Francisco Hung, un artista cercano a su familia y quien ejerció gran influencia vocacional en su vida.

 

Su obra, realizada con una técnica mixta informal -tal como lo declara Nabys Vielmans-,  describe cuerpos sólidos, sin marcos, invadidos por manchas gestuales, tejidos y huellas, que bien podrían ser hojas, huesos u otros elementos naturales a los que Aitor da significación poética. –R.A.

Obra de Aitor Romano. Galería Palacio Real Nápoles

 

 

Compartir

Deje un comentario